San Quintín: las dos caras



Por: Rafael Blancas C.

San Quintín, B. C.- Al sur de Ensenada, Baja California, se encuentra San Quintín, poblado que desde hace más de 30 años tiene como uno de sus principales motores económicos el cultivo de la fresa, el tomate, y una amplia variedad de vegetales. Jornaleros provenientes principalmente de regiones como Puebla, Oaxaca y Guerrero, llegan a este Estado con el objetivo de buscar mejores condiciones de vida, en aspectos económicos, vivienda, salud y bienestar familiar.

En San Quintín existen diversas empresas dedicadas a la siembra de fresa, dentro de las cuales está Berrymex, Driscoll’s y Rancho los Pinos. La ley exige que toda empresa brinde a sus trabajadores seguro (IMSS), prestaciones, infonavit (en algunos casos), salario justo etc; sin embargo, no todas las empresas cumplen de forma cabal con estas principales y básicas especificaciones.

BerryMex, según su portal de Internet http://www.berry.net/mex/ es una empresa familiar desde 1868, en la cual se leen algunos textos, dentro de los cuales se encuentra: Promovemos la salud, el bienestar y la felicidad a nuestra comunidad de trabajadores agrícolas.

©DIC 2015 Rafael Blancas Cervantes

José de Jesús Casas  subdirector de recursos humanos de BerryMex. 15 diciembre 2015/ Plex México/ Rafael Blancas Cervantes

José de Jesús Casas es subdirector de recursos humanos de BerryMex en San Quintín, quien explicó durante un recorrido que ofreció a medios de comunicación, la oferta de trabajo y facilidades particularmente de hospedaje que brindan a quienes vienen a la pizca de la fresa. Cuentan con un complejo habitacional llamado Villa de las Fresas que inició sus operaciones en el año 2012.

El complejo habitacional es de dos hectáreas, cuenta con 68 casas, y en cada casa se hospedan a 8 personas con un total de 544 personas. Cada inmueble cuenta con 2 baños, cocina, y área para tender ropa. Hay un mercado, comedor, clínica, plaza con quiosco y cancha de futbol.

José de Jesús explicó: “lo que quisimos hacer es algo parecido a donde vive la gente, con un quiosco, una plaza, casas con su porche, campo de soccer y de basquetbol, una planta tratadora de agua la cual se utiliza para las áreas verdes”. Agregó que la temporada fuerte es de febrero a junio, aunque todo el año se contrata a personas que viven en la zona, y cuando hace falta personal se abre la convocatoria para Puebla.

©MZ2015Rafael-Blancas-C-g

Archivo: Marzo 2015/ Rafael Blancas Cervantes

Ellos pagan el traslado de los jornaleros desde su lugar de origen hasta Villa de las Fresas y de regreso, además de que el hospedaje no se les cobra, lo único que pagan es el 50% del servicio del comedor. Quienes trabajan para esta empresa, dijo, en la pizca particularmente, son personas solteras ya que el tiempo es muy corto y al terminar la temporada de fresa regresan a su lugar de origen.

En tanto, las personas que radican en San Quintín y que trabajan para la empresa, prefieren estar con sus familias, pues estas viviendas son únicamente para personal que viene de Puebla, Veracruz y Chiapas. En cuanto al sueldo, en temporada pico los trabajadores pueden ganar entre $3,500; $4,000; y hasta $7,000 pesos semanales, comentó José de Jesús.

Colonia Padre Kino y San Simón

No todo jornalero cuenta con los servicios básicos y obligatorios que deben proveer las empresas en cuanto a Seguro (IMSS), prestaciones de ley etc. Particularmente existen dos colonias en donde algunos habitantes no cuentan con servicios básicos como luz y drenaje. La colonia Padre Kino es una de ellas, donde se pueden observar casas hechas con pedazos de cartón, lonas y objetos que la gente ha ido colectando para poder cubrirse del frío y del sol.


Rosalinda Arredondo es originaria de Guanajuato, lleva 4 años viviendo en San Quintín, y su esposo trabaja en una recicladora, en lo que inicia la temporada de pizca. No cuenta con servicio de agua, una pipa recorre la colonia a veces cada semana, o cada 15 días. “Tampoco tenemos luz, solo de la mitad (señalando la calle de a un lado) para allá tienen luz, porque ya va a ser un año de que se quemó un transformador, luego vinieron a arreglarlo y sólo duró unos 15 días y se volvió a quemar el transformador”, comentó.

Pero hay quienes aprovechan la situación de precariedad para causar “lástima” asegura una persona de la colonia, quien prefirió no decir su nombre. “Esas casas de allá que de lona y cartón es un pretexto para que cuando vengan los gringos causar lástima y les construyan casas como esa azul de allá que es de madera buena, incluso esta de a lado (señalando una casa ubicada cruzando la calle), ni siquiera viven ahí, viven en otro lado, vienen cuando empieza la temporada de fresas”.

La colonia San Simón mejor conocida como “San Simón de abajo” está ubicada en zona de riesgo, así lo señala una calcomanía amarilla con esa leyenda, ya que cuando vienen las lluvias el caudal de agua que baja desde la parte alta de la Sierra, se estanca e inunda las casa; sin embargo, eso no es motivo suficiente para que pretendan desalojar la zona comentan los propios habitantes.


Uno de los residentes quien pidió no revelar su nombre comentó: “no tenemos drenaje, aquí tenemos luz y lo que es agua pero falla mucho, dicen que cada tercer día pero a veces nos llega una ves al mes […] pero según desde que puso la tubería CESPE nomás hubo como dos semanas agua, y ya de ahí volvió a fallar otra vez”. El tema es igual en cuanto a las pipas agregando que rara vez pasan, y que compran agua con otras personas. “El barril (200 litros) está como a veintitantos, aquí vivimos 6 y no alcanza”.
©DIC 2015 Rafael Blancas Cervantes-2

Comité para el bienestar social de San Quintín. 15 diciembre 2015/ Plex México/ Rafael Blancas Cervantes


El Gobierno Estatal a través de un documento que consta de 137 hojas hojas titulado Programa para la Atención de la Región de San Quintín 2015-2019 contempla proyectos para desarrollo en temas de infraestructura, seguridad y bienestar social, aunque aseguran que muchos de los plasmados ahí no se están haciendo, ni en tiempo ni en forma.

Debido a estos retrasos, el día 15 de diciembre del 2015 se creó un comité, compuesto por empresarios y ciudadanos de San Quintín para darle seguimiento al Plan del Ejecutivo. “Se debe poner el dedo en la llaga porque hay cosas que no se están haciendo” comentó en la sesión de conformación de dicho comité, Alejandro Lozano miembro esta nueva agrupación enfocada en el bienestar social de San Quintín.
 
 


Comentarios

comentarios