“EL JUICIO DEL CHAPO” El secreto y las restricciones aún dominan el juicio del siglo

El Gobierno de Estados Unidos a través de sus fiscales en el juicio del “chapo” continúan con su estrategia para lograr que una gran parte del proceso quede en secreto.  Presentaron otra moción sellada que busca limitar el testimonio del siguiente testigo. No quieren que el jurado escuche cierta información específica y no se sabe qué es, porque la redacción aparece censurada.

Lo que si se sabe son algunas de las peticiones del Gobierno que el juez ha aceptado para proteger a los testigos que siguen por testificar, se cree, son excolaboradores del cartel, de los cuales no se difundirán nombres, imágenes, se difuminarán sus rostros en fotografías, no se dibujarán sus rostros, para mantener su privacidad y sea mucho mas difícil tomar medidas de venganza en contra de ellos. De los testigos que subieron al estrado solo se supo de uno que fue de los primeros empleados del “chapo” y otro que fue su piloto en la década de los noventa. Se sabe que la defensa del capo sufrió gran revés pues los testigos de hoy aportaron mucha información precisa de las actividades ilegales del capo desde sus orígenes hasta su asenso.

El incidente del día, informa “The New York Times” lo protagonizó Emma Coronel, esposa del “chapo”, quien logró colar un celular a la sala estando estrictamente prohibido. Las cámaras la detectaron a tiempo pues sucedió justo en el momento que testificaría el testigo protegido y sospechaban que quisiera fotografiarlo. El juez Cogan le ordenó a la señora Coronel que entregara de inmediato el celular y la hizo pasar de nuevo por los detectores de metales. 

Así inicia la tercer semana del juicio del siglo, y contando…

✏️Asbel Esliman


__________________
Fotografía de portada: Tim Evanson / CC-BY

Comentarios

comentarios