¿Cómo actuar en caso de mordeduras de serpientes?

Por: Leticia Zavaleta / plex

Ensenada, B.C.- Una  serpiente es un reptil de cuerpo alargado sin extremidades, llamado así por pertenecer taxonómicamente al suborden SERPENTES, no existe diferencia entre víbora o serpiente, debido que una víbora por pertenecer a la suborden antes mencionado, se le nombra serpiente, no obstante las víboras poseen saliva modificada llamada veneno que por medio de una mordedura paralizan o matan a sus presas. Existen diferentes tipos de serpientes, por lo tanto se tienen diferentes tipos de medicamentos. La familia de serpientes que más abunda en la ciudad es la familia de los crótalos (cascabel), y si alguien es mordido por ella, lo único que se debe aplicar es el faboterápico, ningún otro tipo de medicamento; se aplicará dependiendo de la gravedad, puede ser de 1 hasta 50 frascos (un frasco contiene 30 miligramos), así lo recomendó el Dr José Antonio García Rivera, jefe de la Jurisdicción Sanitaria de Ensenada.

Fotografía: Leticia Zavaleta / plex

La época de mayor proliferación de estos reptiles, se da en verano, principalmente, ya que son organismos que no pueden regular su temperatura corporal (poiquilotermos) y dependen de la del medio ambiente, por lo que sólo su mayor actividad la realizarán cuando la condición ambiental sea más optima (más cálido). De acuerdo con Guillermo Romero, profesor investigador y responsable del Laboratorio de Manejo y Conservación de Vida Silvestre de la Facultad de Ciencias, UABC, las serpientes que suelen aparecer en la periferia de Ensenada, en su mayoría no son peligrosas, ya que no poseen veneno, con excepción de las víboras de cascabel, que una mordedura puede causar daños severos y en unos casos hasta la muerte.

Existen cascabeles jóvenes que cargan una gran cantidad de veneno debido a que no han atacado, sin embargo, las que ya lo han hecho, han descargado veneno y entonces al próximo que muerda, el veneno inyectado será menos. Las  personas que han sido víctimas de estos ataques pueden permanecer hasta 2 días con medicamentos (faboterápicos), estos de deben estar poniendo cada 4 horas, dependiendo de la cantidad de veneno que haya sido inyectado, y por la característica de dicha serpiente. Para ello se premedica si la persona es alérgica a dicho medicamento, en caso de que lo sea, en ese mismo momento se le pone pseudoefedrina que contrarrestan el efecto y se le vuelve a aplicar el faboterápico; de acuerdo con el Dr García, el faboterápico anticrotálico es el único para este tipo de mordeduras, ya sea en niños o en adultos. Incluso en los niños la dosis se duplica.

Una serpiente sin cabeza en un camino de terracería. Fotografía: Leticia Zavaleta / plex

Lo primero que pasará  si eres mordido por una serpiente que no posee veneno como las toperas o boas, se corre el riesgo que la zona de mordida se infecte si no se limpia adecuadamente el área afectada, sin embargo, en el caso que la serpiente que mordió sea una que posee veneno como una víbora de cascabel, entonces la composición del veneno actuará de diferentes formas en el organismo inyectado, como formando edemas, necrosis, coagulación, hemorragia entre otras afectaciones severas, así lo explicó Guillermo Romero. Mientras que el Dr José Antonio García, mencionó que la víctima presentará distintos síntomas, lo primero que tendrá es dolor, hinchazón en la zona afectada, sudoración, problemas o alteraciones en el estado de despierto, puede llegar a tener alucinaciones, convulsiones y puede morir. Si la víctima empieza a tener sangrado por las encías, esta es una característica muy importante de que la situación ya está empeorando y sólo se salvan si son atendidas a tiempo; desde que muerde la serpiente a que le pongan el medicamento no debe pasar más de 2 horas, lo mejor es que sea aplicado antes de la hora. Para aplicarlo, el personal debe estar capacitado. Para las personas que realizan excursiones o cualquier otro tipo de caminata fuera de la urbe y que de cierta manera se exponen, deben llevar: solución fisiológica, faboterápico anticrotálico, por otra parte dijo que, los grupos que realizan senderismo deben llevar su equipo de venoclisis, además que ellos reciben capacitación sobre cómo actuar ante este tipo de situaciones.  

El médico explica que, una serpiente al morder lo que deja son enzimas, mismas que llegan al corazón de forma rápida y en función de la frecuencia cardiaca. Si una persona corre, se altera más, si por cualquier mecanismo aumenta su frecuencia cardiaca, el veneno se riega con mayor rapidez, por ello, lo primordial es mantenerlo tranquilo. Se debe mantener quieto al afectado, no debe caminar. También prohíbe poner torniquetes; lo primero que habría que hacer es quitarle los anillos y pulseras, y llamar al 911. Nunca se debe abrir la herida ni succionarla porque al hacerlo te estás tragando las enzimas, es decir el veneno, además que abrir la herida puede generar el problema de que las enzimas pasen a otros vasos sanguíneos y sean absorbidas. Tampoco se debe aplicar hielo, esto provoca una vasoconstricción y la vasoconstricción acelera el flujo de las enzimas. Sólo se debe tranquilizar a la persona, no se debe levantar al afectado y decir “vámonos corriendo”, ni decir que le cortarán la extremidad; al hacerlo, el afectado escucha, se altera y su frecuencia cardiaca aumenta, entonces,  la consecuencia de esto es que las enzimas se propaguen  más rápido.

Serpiente sin cabeza.
Fotografía: Leticia Zavaleta / plex

 En caso de que no se trate de una serpiente venenosa: se recomienda lavar bien la herida para evitar una posible infección e ir a un centro de salud  para que le apliquen la vacuna antitetánica, si no se está vacunado, o en caso de requerir la dosis de refuerzo de acuerdo al esquema de vacunación. Sin embargo, si eres mordido por una víbora de cascabel, el Dr García Rivera reiteró que lo más recomendable es llamar al 911 para que la ambulancia traslade al afectado al lugar en donde se tenga el medicamento necesario, y si antes se puede lavar la herida con agua y jabón, bien. Recomienda que no pongan correas, que no hagan nada, de hecho menciona que si no hacen nada es mucho mejor.

Como se mencionó, las serpientes que salen en la periferia de la ciudad, la mayoría no son venenosas, por lo tanto el biólogo Guillermo Romero, recomienda no hacerles nada, no matarlas. Al hacer esto, el terminar con las serpientes estamos afectando uno de los eslabones más importantes de la cadena trófica, que son los eslabones tope por ser especies depredadoras, cuya función principal es la regulación de las poblaciones presa (ratones, lagartijas, entre otros) provocando un efecto cascada que contribuye al desequilibrio en los ecosistemas pudiéndose traducir en problemas de salud pública.  Lo que debemos hacer es tener precaución cuando invadimos el hábitat de estos reptiles ya que cuando atacan lo hacen en defensa propia y casi siempre en su medio ambiente natural, ya sea porque una persona se interpone accidentalmente en su camino o porque se les molesta, y ellas se sienten atacadas. En caso de que seas mordido por una, lo que debes hacer es tomarle foto para que los médicos sepan más rápido de qué serpiente se trata. Nunca tratar de capturarla ni matarla.

________________
Fotografía de portada: Ed Ogle / cc-by

 

Comentarios

comentarios