Desalojo irregular y tráfico de influencias en Pedregal Playitas, denuncia familia Loya


 
 
Por: Ricardo Meza Godoy / plex

Ensenada, B.C.- Se trata de un predio de 12 hectáreas ubicado al fondo del fraccionamiento Pedregal Playitas, a espaldas del CICESE, con al menos 6 viviendas en su interior, algunas construidas desde hace décadas.

El Capitán retirado Amador Loya Gutiérrez dice haberse instalado inicialmente con una pequeña casita hechiza en ese lugar desde el año de 1970, posesionándose del espacio, que asegura, está justo en la división entre el fraccionamiento Pedregal Playitas y lo que serían terrenos sin dueños (i.e. terrenos nacionales), construyendo a lo largo de los años las casas en donde vivirían él, su esposa, hijos, y posteriormente nietos.

En un momento, anexó a su posesión 2 lotes de dicho fraccionamiento, colindantes a las 12 hectáreas, comprándoselos al arquitecto Swain, propietario de terrenos en esa zona. Ahí también construyeron viviendas. En otra parte del predio de 12 hectáreas, operaban un campo de tiro, donde realizaban sus prácticas algunos policías y militares.
 

Parte de la evidencia en fotografías que muestra Amador Loya, que desde hace décadas vive en el sitio. Fotografía: Ricardo Meza Godoy / plex

Parte de la evidencia en fotografías que muestra Amador Loya, que desde hace décadas vive en el sitio.
Fotografía: Ricardo Meza Godoy / plex


Para el año 2012 Loya Gutiérrez y sus familiares, buscaron regularizar su posesión, iniciando una pugna legal ya que al parecer había un supuesto dueño de esos terrenos, de nombre Juan Manuel Chávez García, de quien aseguran no se había aparecido nunca a decir ni reclamar a nadie nada desde 1970, cuando la zona era prácticamente puro monte.

El problema que está viviendo la familia Loya en estos momentos derivó de una ejecución de sentencia del Juzgado Segundo Civil a favor de la contraparte, los herederos de Chávez García, ejecutada por los licenciados Joel Abarca del Juzgado Segundo y Fernando Cota Pedrín, este último, apoderado legal de una mujer conocida con 4 nombres distintos: María del Refugio García Sánchez; María del Refugio Sánchez García de Chávez; María del Refugio Sánchez; María del Refugio García de Chávez. Y de Jorge Octavio Chávez García y Leticia Chávez García.

La sentencia se realizó el pasado lunes 12 de septiembre del 2016 mediante el desalojo de todas las personas que vivían en las 6 viviendas dentro del predio, incluyendo algunos estudiantes que rentaban en el sitio. Incluso las posesiones de algunos de los estudiantes fueron sacadas de los cuartos en renta sin su presencia.

“No nos notificaron ni nos avisaron de esta ejecución”, explicó la familia Loya.
 

El predio donde vivía la familia Loya fue cercado tras el desalojo. Movieron cercos internos y los colocaron en la periferia, y contrataron a personas para resguardar la propiedad y evitar que vuelvan a introducirse en el sitio. Fotografía: Ricardo Meza Godoy / plex

El predio donde vivía la familia Loya fue cercado tras el desalojo. Movieron cercos internos y los colocaron en la periferia, y contrataron a personas para resguardar la propiedad y evitar que vuelvan a introducirse en el sitio.
Fotografía: Ricardo Meza Godoy / plex


Mencionan que habían contratado los servicios de un licenciado de nombre Carlos González, quien tenía la responsabilidad de elaborar un amparo para evitar que se llegase a una situación como la que se dio el día 12. Un mes antes de los hechos, dicen que ese abogado les había asegurado que les elaboraría un amparo con días de anticipación de la posible ejecución, sin embargo, el mismo día del desalojo fue cuando González acudió a pedir un amparo ante las instancias correspondientes, algo que no le funcionó.

“Ya era tarde. De hecho le reclamamos […] ¿por qué lo había hecho a última hora, si ya estaba para darse la ejecución de esa sentencia?. Una semana antes fue a Tijuana a hablar con los licenciados de la contraparte. El licenciado de la contraparte en Tijuana es el Licenciado Tellez (Oscar Tellez Ulloa, abogado de Jorge Hank Rhon)”, apuntaron.

El desalojo ha afectado fuertemente a la familia Loya, económica y moralmente. La posesión del predio aseguran está desde 1970 con casas, campo de tiro “Rincón El Pedregal”; y desde hace unos 20 años el resto de la familia de Loya Gutiérrez se instaló en el lugar.
 

Una de las viviendas más viejas, que quedaron dentro del predio donde fueron desalojados. Fotografía: Ricardo Meza Godoy / plex

Una de las viviendas más viejas, que quedaron dentro del predio donde fueron desalojados.
Fotografía: Ricardo Meza Godoy / plex


“Aquí lo importante del desalojo, aparte de que todo el proceso que se llevó por la prescripción positiva, fue mal asesorado en relación a todas las pruebas, mal apoyo del abogado defensor […] en el desalojo estamos demandando, hicimos una queja ante la judicatura en Mexicali, quejándonos del actuario y quejándonos del juez, porque el desalojo está mal realizado”, comentaron.

Y es que había múltiples familias, al menos 5, que fueron afectadas sin recibir aviso alguno. Incluso múltiples objetos de su propiedad se quedaron dentro del predio. No hubo un inventario de los objetos.

“Se quedaron muchos departamentos amueblados, lo que es cocinas, recámaras, gabinetes, refrigeradores, estufas, calentadores, rotoplas”, agregaron. La familia Loya espera recuperar todas esas cosas.

“Yo tengo 25 años, y yo estuve desde mi niñez viviendo ahí”, dijo uno de los nietos de Loya Gutiérrez. “Hay fotografías cuando él está en el lugar y todo. Todas las pruebas que entraron en ese proceso ninguna, les valió, porque decían que no era ahí, que era en otro lugar”, mencionaron.
 

Marcado en verde, la zona en conflicto de casi 12 hectáreas. Fotografía: Ricardo Meza Godoy / plex

Marcado en verde, la zona en conflicto de casi 12 hectáreas.
Fotografía: Ricardo Meza Godoy / plex


La contraparte aseguró que ellos hicieron todo legal en la diligencia del 12 de septiembre. Que la propiedad sí pertenece a los herederos de Chávez García y consta en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio (RPPC). Aseguran haber ayudado a la familia a retirar todo del lugar, y que no hay nada irregular, adelantando que planean derribar las viviendas existentes, pues no les sirven. No obstante optaron por no entrar en detalles del proceso y/o responder a las acusaciones de irregularidades que manifiesta la familia Loya.

En las lonas que colocaron en diversos puntos, la familia Loya, quienes piden y exigen justicia, menciona lo siguiente:

“Violación de nuestros derechos, patrimonio y a los Artículos 14 y 16 Constitucionales sin ser notificados, ni llamados a juicio.

Hechos ocurridos el 12 de septiembre 2016, la familia Loya fuimos desalojados injustamente de nuestros hogares, domicilio conocido como (Rancho Rincón del Pedregal o Campo de Tiro Cap. Loya), por los C. Ma. Del Refugio, Juan Manuel, Ana Lilia, Sandra, Jorge Antonio, Leticia todos Chávez García y otros, por tráfico de influencias, mismos a los que demandamos para que nos regresen nuestros bienes, propiedades y hogares las cuales nos fueron robados y que por muchos años hemos tenido desde (1970).

Pedimos y exigimos justicia”

 

Una de las lonas colocadas por la familia en protesta tras el desalojo. Fotografía: Cortesía / Familia Loya

Una de las lonas colocadas por la familia en protesta tras el desalojo.
Fotografía: Cortesía / Familia Loya

“Le voy a decir una cosa, si no es porque los demandamos no sacan todo el papeleo, que para mi es apócrifo”, agregó la esposa del Capitán Loya. Aseguran, que vecinos de Pedregal Playitas, pueden testificar a favor de sus argumentos.

Mientras tanto, la familia sigue esperando recuperar lo que dicen es legítimamente suyo, un terreno en donde vivieron 3 generaciones, y que en un solo día fueron botados.
 

Aspecto del día del desalojo. Fotografía: Cortesía / Familia Loya

Aspecto del día del desalojo.
Fotografía: Cortesía / Familia Loya


 
 
____________
Fotografía de portada: Ricardo Meza Godoy / plex

Comentarios

comentarios