Pugnas legales y golpes por la posesión de tierras en San Antonio de Las Minas

Por: Ricardo Meza Godoy / plex

Ensenada, B.C.- Un altercado entre dos grupos que reclaman la propiedad de un terreno de 94 hectáreas ubicado en la Delegación de San Antonio de las Minas, se registró la tarde del miércoles 27 de julio del 2016.

Ha sido el incidente más reciente en una serie de acusaciones, trámites, peticiones a instancias de gobierno, y ahora agresiones físicas, que tiene enfrentados por la titularidad del lugar a los abogados por un lado, de la empresa Ganadera Tres Marías, S.A. de C.V., parte de los negocios de la familia Cetto; y por el otro, al ex delegado de la SEDATU Enrique Acosta Fregoso, abogado de quien asegura ser posesionaria del sitio, la señora Celina Cruz Corrales.

Fotografía: Cortesía / Celina Cruz

Momento en que ingresan agentes ministeriales al predio en conflicto luego de la trifulca entre empleados de Cetto y acompañantes de Celina Cruz el 27 de julio. Fotografía: Cortesía / Celina Cruz


El asunto acabó con al menos dos personas detenidas y algunos golpeados, luego de una riña en la que ambas partes mencionaron que los agentes de la policía municipal de Ensenada, presentes en el sitio, nunca intervinieron para evitar la trifulca, hasta que se involucraron agentes de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

Después de manotazos, codazos y apretones, los detenidos fueron un hijo de Cruz Corrales, y otro un empleado de Cetto.

La parte sur de ese terreno colinda con la carretera federal Guadalupe – El Tigre, a la altura del kilómetro 18. Está dentro de la conocida como Ruta del Vino, que engloba la presencia de decenas de ranchos, restaurantes, hoteles, espacios de esparcimiento, y diversos tipos de comercios ligados todos a la industria del cultivo de la vid, y la producción de vino.

Aspecto del terreno en disputa en San Antonio de las Minas. Fotografía: Ricardo Meza Godoy / plex

Aspecto del terreno en disputa en San Antonio de las Minas. Fotografía: Ricardo Meza Godoy / plex


Se trata pues de una zona con terrenos de alta plusvalía, en uno de los destinos turísticos más visitados en Baja California.

Ahí, luego de avanzar en un camino de terracería a unos 500 metros de distancia desde la carretera, se encuentra el punto en donde se desarrolló la riña entre empleados de Cetto, familiares y acompañantes de Celina Cruz, luego de que estos últimos se habían introducido a una pequeña casa hechiza con tablones, láminas y barrotes, ubicada dentro del predio en disputa, y en donde aparentemente habitan empleados de Tres Marías.

El 26 de julio del 2016, un día antes de que se introdujera a esa casa y al terreno que afirma tener en posesión, Celina Cruz tramitó un amparo ante el Juzgado Noveno de Distrito en Ensenada, para evitar cualquier acto de jueces, policías o agentes ministeriales, en alguna orden de desalojo del bien inmueble al que ella se refiere como “Rancho el Yaqui”, con clave catastral 3-CG-N75-003, de 942 mil 772.290 metros cuadrados.

Celina Cruz atendida por paramédicos de Cruz Roja, en el límite del predio en disputa. Fotografía: Cortesía / Celina Cruz

Celina Cruz atendida por paramédicos de Cruz Roja, en el límite del predio en disputa.
Fotografía: Cortesía / Celina Cruz


Dicho documento establecía algunos requisitos, y concedía a Celina Cruz “la suspensión provisional solicitada para el efecto de que las cosas se mantengan en el estado que actualmente guardan”. Y donde se agrega que dicha suspensión era “únicamente para el efecto de que no se lleve a cabo la desposesión del bien inmueble que refiere poseer”.

Cruz consideró que los agentes ministeriales que la sacaron del predio el 27 de julio, desestimaron el amparo y violentaron sus derechos. De paso, señaló que le comentaron los mismos agentes, que tenían órdenes “de arriba” para retirarla de ahí. Dijo haber sido esposada, y mostró algunos moretes en el cuerpo.

Celina Cruz, muestra algunos moretones luego de la trifulca en San Antonio de las Minas. Fotografía: Ricardo Meza Godoy / plex

Celina Cruz, muestra algunos moretones luego de la trifulca en San Antonio de las Minas. Fotografía: Ricardo Meza Godoy / plex


La médico cirujano Bertha Xóchitl Lozano Tejada, certificó las lesiones de Cruz Corrales, refiriendo que presentaba lesiones en ambas muñecas, y un leve edema en su mejilla derecha, además de recomendarle utilizar una férula para uno de sus brazos ya que le explicó que tenía dolores en el hombro.

En entrevista con plex, Celina Cruz mencionó que el 25 de marzo del 2010, solicitó al delegado de la Secretaría de la Reforma Agraria (SRA), Filiberto Arturo Suárez Mendoza, la regularización de un predio de aproximadamente 136 hectáreas, que abarca precisamente parte de la zona utilizada por Tres Marías.

En el escrito dirigido a Suárez Mendoza, afirmaba tener en posesión de dicho predio desde el año de 1969, dedicándose a actividades de ganadería.

Incluye entre sus documentos un deslinde de la Dirección de Catastro del XIX Ayuntamiento de Ensenada en donde aparece la ubicación de un polígono de 135-47-45.699 hectáreas, describiéndose a ella como posesionario.

Dicho deslinde estaría registrado ante el Gobierno Municipal de Ensenada bajo Apéndice “C”, escritura 26,280, Volumen 883, como “plano que muestra el levantamiento de un predio rústico presunto terreno nacional, ubicado en la delegación de San Antonio de las Minas, Municipio de Ensenada BC”, aunque no cuenta con sellos ni firmas de los funcionarios de gobierno que ahí se mencionan, y que serían el Arquitecto César Cuevas Ceseña, entonces secretario de administración urbana; Raúl Castro Galvez, como Jefe del Área Topográfica; y el Ingeniero Cruz Rolando Quiñones Lara.

Casa hechiza. Fotografía: Ricardo Meza Godoy / plex

Casa hechiza.
Fotografía: Ricardo Meza Godoy / plex


Cruz comentó que originalmente su posesión en el sitio era de 160 hectáreas, pero con el tiempo hubo personas que solicitaron a instancias federales parte del mismo y al final terminó con 94. Refiere que entre los que tomaron parte del terreno se encuentra el propietario del predio “La Lomita” (Ese predio es de aproximadamente 70 hecáreas) y un licenciado que se adjudicó otras 10 hectáreas.

Luego, explicó que el Rancho Tres Marías, movió su cerco para acaparar parte de su terreno en posesión, al que bautizó como Rancho “El Yaqui”.

El Rancho “El Yaqui” no aparece en ninguna búsqueda ni registro catastral. Los registros catastrales únicamente hacen referencia a los ranchos “El Olvido”, La Lomita”, “Los Encinos”, y “Tres Marías”, que colindan directamente uno con el otro. Cruz Corrales dijo que así quizo ponerle ella al predio.

La versión de Gliseth Altamirano García, representante legal de Ganadera Tres Marías, S.A. de C.V., es que el ingreso de Celina Cruz y un grupo de personas al predio y luego a la casa de madera, fue prácticamente allanamiento de morada, asegurando que el terreno se encuentra en posesión de su empresa.

Refirió que la clave catastral utilizada por Celina Cruz es una clave temporal proporcionada por el Gobierno Municipal de Ensenada y que no tiene validez para efectos legales de posesión. Cruz dice que sí, y de ahí la historia se desenvuelve entre dichos de un lado y del otro.

Si se realiza un traslape entre la imagen satelital de la zona en donde fue el conflicto, y un fragmento de los planos catastrales en esa zona, se aprecia que la vivienda hechiza está ubicada al interior del predio de Ganadera Tres Marías, al menos con los datos que pudimos obtener.

Traslape de planos con imagen de satélite. La flecha naranja indica el punto donde fue el altercado. Fotografía: Con información de Catastro y Google Maps.

Traslape de planos con imagen de satélite. La flecha naranja indica el punto donde fue el altercado.
Fotografía: Con información de Catastro y Google Maps.


En lo formal, el tema posiblemente se mantenga durante meses o años entre denuncias y trámites federales.

Los documentos tramitados ante el RAN y ante la SEDATU, por parte de Celina Cruz, respaldada por el mismo ex delegado de la SEDATU en Baja California, Enrique Acosta, aún tienen que definirse. Mientras que Cetto continuará integrando sus expedientes en este complejo y enredoso asunto de traslapes, compra-ventas y posesiones de terrenos en zonas ejidales o nacionales.

Casa hechiza, perspectiva desde adentro. Fotografía: Ricardo Meza Godoy / plex

Casa hechiza, perspectiva desde adentro. Fotografía: Ricardo Meza Godoy / plex

Comentarios

comentarios