Opiniones de mujeres en Ensenada sobre “50 Sombras de Grey”


Fotografía: Mick Amato / cc

Fotografía: Mick Amato / cc

Por: Luis Damián Garibay

Ensenada, B.C.- Cincuenta Sombras de Grey trata sobre la relación entre una joven universitaria, que como favor a su mejor amiga, entrevista al exitoso y apuesto empresario Cristian Gray, de quien comienza a enamorarse en ese momento.

Atrapada por la intimidante y seductora personalidad de Cristian, Anna, que está por recibirse de la carrera de literatura inglesa, decide entrar en el mundo secreto del misterioso hombre, quien tiene fascinación por las prácticas sexuales bondage, dominación, sadismo y masoquismo y oculta un pasado perturbador.

La historia, que está basada en una novela erótica de la escritora británica E. L. James, ha sido leída principalmente por mujeres mayores de 30 años y la serie de tres libros ha vendido 31 millones de ejemplares en todo el mundo, lo que la ha colocado en tema de conversación en varias esferas de la sociedad.

Ahora que la película se ha estrenado en los cines de Ensenada, seguidoras de la trama y de los libros dan su opinión al respecto:

Madre de familia y jubilada:

“El motivo por el cual fui a ver la película fue en sí por toda la publicidad que le han hecho y cuando fui a verla con mis amigas fue un momento muy agradable”.

“Aunque no he leído los libros, en la película los protagonistas me encantaron, pues la actriz interpreta a una dama virginal y sumisa en cuanto que el protagonista es un hombre muy atractivo y dominante”.

Daniela, estudiante de comunicación.

“No sé si fue por no leer los libros, pero para mí esa película no tiene ningún sentido”.

“Fui a verla la verdad porque todo el mundo está hablando de ella”.

“Aunque las actuaciones fueron buenas, el final me pareció de lo más estúpido, porque se quedó en una escena medio rara. Me di cuenta que la película ya se había acabado porque prendieron las luces del cine”.

“El actor que interpretó a Cristian Gray, la verdad si fue muy seductor”.

“A lo mejor la película si es buena pero como yo no leí el libro, hubo partes en que no le entendí”.

Empresaria.

“La verdad esperaba más de la película. El final no me gustó. Seguramente tendrá una segunda parte”. “Lo que pasa es que cuando lees los libros te imaginas todas las escenas casi en carne propia, pero ya viendo la historia en una pantalla ya no es lo mismo, pues no queda nada a la imaginación”.

Alejandra, estudiante de derecho.

“Ya que leí el libro y apenas iré al cine a ver la película, no espero mucho de esta última. Me imagino que se va a mostrar lo más superficial, simplemente, que la quiere como sumisa, que ella se enamora de Cristian Gray y que él empieza a cambiar por ella. Pero no creo que sea tan apegado al libro”.

Carolina, estudiante de derecho.

Yo empecé a leer el libro por recomendación de una amiga. Al principio, tenía en mente la historia de Dorian Gray, del escritor Oscar Wilde, entonces me confundí y pensé que Cincuenta sombras de Gray era una continuación de ese libro.

Estudiante de comunicación séptimo semestre.

“Me interesó el libro porque aquí en México hay muchos tabús, principalmente en la cuestión de la sexualidad y yo creo que con más razón el sadomasoquismo. Por tanto ese tema me pareció muy interesante. Realmente nunca había leído una novela acerca de eso”.

“Sobre la historia veo que con esta se puede promover un tanto el maltrato hacia la mujer. Pero son muy respetables las practicas que cada quien quiera llevar en su sexualidad, de las cuales los mexicanos tenemos en relación a ellas aún muchos tabúes”.

“También algo que entendí del libro es que generalmente asociamos el dolor con el sufrimiento, pero no todas las veces es precisamente así, ya que como muestra la historia, existen personas que lo relacionan con el placer”, concluyó.

El día que fui al cine a ver la película, noté que la mayoría de los asistentes eran mujeres que iban en grupos de amigas de más de cinco personas, mismas que se divirtieron durante toda la película especialmente en las escenas de sexo donde bromeaban entre ellas y por un momento me parecieron chicas de secundaria viendo una película para adultos, pero sin el temor de ser regañadas.

Cabe mencionar, que Cincuenta Sombras de Gray fue en un inicio un fanfiction basado en las novelas de la saga de Crepúsculo, donde si la escritora no se hubiera dado cuenta de lo que en esos momentos tenía en sus manos, probablemente ahorita estuviéramos viendo la misma historia erótica pero con hombres lobos y vampiros.

Comentarios

comentarios